martes, 19 de mayo de 2015

FIN






El fin del mundo es un buen comienzo,

cuando la película dice “The End” empieza la vida.

Aunque sigo sin entender

dónde queda el final de una pelota.

El mundo rueda, no tiene vértices.

A no ser que se refieran a las nieves cordilleranas.

Yo prefiero pensar que Chile está en el centro del mundo.

¿Quién dibuja los mapas?

Tengo una pelota que es como el mundo,

la miro y la giro a mi antojo,

y me quedo mirando un buen rato a Chile,

y está justo donde yo quiero.

El poeta es un pequeño dios, dijo mi profesora.

Yo le entiendo.

¿Arriba y abajo

qué significan en el universo?

Y ahora pongo a Chile arriba,

y el estrecho de Magallanes es la cabeza del mundo.

Arriba es abajo,

abajo es arriba.

Y la Antártida es el sombrero de Chile, y el sombrero del mundo.

Los Mapuche eran muy orgullosos

porque vivían en el centro del mundo.

También los Incas.

Pero luego nos contaron que éramos el fin del mundo,

y nos lo creímos.

La navidad es en verano, y la decoramos con nieve mentirosa.

Estamos fuera de lugar.

Pero yo vuelvo a coger la pelota, la miro

Y entonces sé que el centro del mundo está aquí,

y me gusta más el año nuevo cuando lo dice el sol del Wetripantu.



Eugenio Millapi





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada